Últimas Noticias

Nosotros

¿Quiénes Somos?

“Paguen lo Justo” es una campaña mundial impulsada por organizaciones de la sociedad civil. La idea inicial nación del seno de la Alianza Global por la Justicia Fiscal, y en América Latina es impulsada por la Red de Justicia Fiscal.

Esta campaña apunta a un cambio de actitud de los gobiernos en su tratamiento tributario a las empresas trasnacionales, quienes además de gozar de privilegios fiscales en nombre de la “atracción de inversiones”, desarrollan agresivos esquemas de planificación tributaria que terminan con el no pago de impuestos ya sea por elusión, evasión o fraude en un marco internacional aún muy permisivo y estructurado mediante paraísos fiscales, tratados inconvenientes, y mucha desregulación. Esto debe terminar.  

Buscamos generar una participación activa de la sociedad, exigiendo al Estado una mayor y mejor regulación de control de las políticas fiscales de las empresas transnacionales. Lo que buscamos, es lograr una progresividad tributaria que permita combatir las inequidades, pactos fiscales nacionales para la igualdad y la sustentabilidad, llegar a una necesaria transparencia fiscal, y promover el establecimiento de un cuerpo intergubernamental de tributación bajo el auspicio de Naciones Unidas como un primer paso hacia la regulación de políticas de fiscalidad internacional y nacional.

Visión

Un fuerte movimiento de sociedad civil se moviliza e incide a favor de la justicia fiscal asegurando que las transnacionales paguen lo justo y que las políticas fiscales públicas contrarrestan las desigualdades dentro y entre los Estados.

Misión

Evidenciar el saqueo transnacional provocado por los incentivos y la elusión fiscal, y a partir de allí́ desarrollar acciones de movilización y cabildeo.

Objetivos de cambios políticos largo plazo

  •  Acabar con los incentivos fiscales perjudiciales
  • Acabar con las prácticas de elusión fiscal de las empresas transnacionales      
  • Aumentar la transparencia de los gobiernos y las grandes corporaciones      
  • Establecer una nueva arquitectura tributaria internacional

¿Que Queremos?

La campaña “Que las transnacionales paguen lo justo” apunta a generar la masa crítica en la sociedad que garantice una serie de reformas en la tributación de las grandes corporaciones. A nivel de políticas públicas, se requiere en primer lugar de la cooperación tributaria en la región que elimine la competencia entre los Estados para ver quien otorga más incentivos a las trasnacionales. Asimismo, se requieren una serie de medidas coordinadas para evitar la elusión de impuestos. De igual importancia es que estas medidas se integren en el marco de un pacto fiscal nacional progresivo donde pague más el que más renta genera. En tal sentido, las principales propuestas son:

1. Responsabilidad de los gobiernos y regionalismo de las políticas fiscales

  • Hacer transparente, reducir y eliminar los incentivos tributarios innecesarios y abusivos presentes en la legislación nacional y en los tratados internacionales.
  • Articular y cooperar a nivel regional una política de niveles mínimos de impuestos a la renta según sectores específicos, y con ello terminar con la competencia a la baja por ver quién atrae más inversión.
  • Revisión y denuncia de los acuerdos para evitar la doble tributación.
  • Pactos fiscales para sistemas tributarios progresivos a fin de acabar con las desigualdades. A la par de pedir transparencia en la fiscalidad, se debe considerar en las políticas de tributación, el enfoque de género, los derechos humanos y la sustentabilidad de la vida para la protección del medio ambiente y del acceso a servicios básicos de calidad.

2. Transparencia de las empresas transnacionales

  • Reporte público país por país – En la actualidad, ni las administraciones tributarias, ni la ciudadanía conoce la forma en que estructuran las empresas transnacionales. El reporte financiero país por país les impone la obligación de divulgar con precisión todas las subsidiarias que tienen en el mundo, su número de trabajadores, el volumen del negocio, las ganancias obtenidas y los impuestos pagados. Dicha información permite ubicar rápidamente los esquemas agresivos de ilusión tributaria y los paraísos fiscales usados como soporte. Es clave que esta información sea de carácter público a fin de que autoridades, prensa y sociedad civil puedan acceder a ella.
  • Registro público de los beneficiarios efectivos – Si bien es fundamental el reporte país por país de carácter público, se requiere además conocer a los beneficiarios reales de las empresas, fundaciones y fideicomisos que sirven como fachada muchas veces para no pagar impuestos. Estos beneficiarios deben estar listados en registros de carácter público.

3Transparencia fiscal y cooperación entre los Estados

  • Intercambio multilateral y automático de información – Los Estados de la región y el mundo deben implementar mecanismos eficaces para intercambiar información tributaria de manera multilateral entre todos y automáticamente. Apenas una persona física o jurídica abre una cuenta bancaria, la administración tributaria recolecta y reenvía esa información al país de origen de esa persona a fin de identificar si hay elusión, evasión o fraude.
  • Intercambio no recíproco a favor de los países en desarrollo durante un periodo de transición – Los Estados con mayor poder agrupados en el G-20 y la OCDE se organizan para el intercambio arriba descrito, pero se excluye a los países en desarrollo que aún no tienen capacidad para implementarlo. Por ello es importante que el intercambio de información empiece, en primer lugar y sin reciprocidad, desde estos países y los paraísos fiscales hacia la mayoría de países de América latina y el Caribe.

4. Nueva arquitectura de la tributación internacional 

  • Creación de un cuerpo internacional de tributación en el marco de Naciones Unidas – La discusión de las reglas de tributación internacional se encuentra monopolizada por los países desarrollados a través de la OCDE y el G-20. Urge generar un espacio político multilateral en donde los países en desarrollo negocien en igualdad de condiciones. Un espacio en Naciones Unidas con un mandato amplio y recursos necesarios es el primer paso en esta reforma.
  • Avanzar al establecimiento del principio de tributación unitaria de las transnacionales – Se debe avanzar a la creación de un sistema tributario adecuado al mundo globalizado para gravar de modo eficaz a las transnacionales que hacen un mismo negocio en varios territorios a fin de establecer exactamente el monto que deben pagar en cada país. Estas y otras reformas son fundamentales para parar con el saqueo de recursos público y garantizar que se pague lo justo.